Un aspecto fundamental de la cocina japonesa son los condimentos que se utilizan en ella. Anteriormente dedicamos todo un post al wasabi y hoy es el turno de la salsa de soja. Un aderezo de lo más sabroso y curioso cuanto menos.

La revolución de la salsa de soja

La salsa de soja, una invención china, se conoce mucho mejor bajo su forma japonesa, comercializada en todo el mundo por Kikkoman.

Cuando dicha salsa llegó de China a Japón, allá por el siglo VIII, no era más que un recuerdo de viaje traído por los monjes budistas, que no dudaron de que iba a revolucionar la cocina japonesa, y toda la sociedad del archipiélago. Tomemos como ejemplo el sashimi. Originalmente, era una comida de pescadores, con una preparación muy rápida, ya que se limitaban a cortar el pescado que habían cogido antes de comérselo.

Con la llegada de la salsa de soja, los japoneses descubrieron toda la grandeza del sashimi: unas rodajas de pescado crudo aromatizadas con una gota de salsa de soja y una pizca de wasabi rallado, la salsa de soja, con el toque de fumet, de sal y de umami que aporta al pescado crudo, transformó la cocina del archipiélago. 

Qué es la salsa de soja?

Es un elemento esencial de la cocina japonesa. Este tipo de salsa es perfecta para condimentar, pero también como ingrediente. Dicha salsa está compuesta por granos de soja, trigo, agua y sal. Aunque es cierto que tanto el color y el sabor dependen de varios aspectos tales como la región en la que se elabora, el tiempo de fermentación,  proporción de ingredientes usados en el proceso de elaboración entre otros.

Tipos de salsa de soja

A continuación os contamos cuales son los tipos de salsa de soja más utilizados en Japón.

Koikuchi shoyu (Salsa de soja oscura)

La salsa de soja Koikuchi shoyu es la más conocida, siendo autóctona de la región de Kanto (Tokio). Este tipo de salsa se utiliza para cocinar una gran variedad de productos y condimentar diferentes platos como sushi, sashimi, ensaladas entre otros. 

Usukuchi shoyu (Salsa de soja clara)

La salsa Usukuchi shoyu tiene su origen en la región de Kansai. Posee un color más pálido que la Koikuchi shoyu y un sabor menos intenso. Se utiliza más para cocinar que para condimentar.  Es una salsa ideal para dar sabor sin alterar los colores de los ingredientes. Es muy común utilizarlo para la elaboración de shoyu ramen, suimono y nimono.

Shiro shoyu (Salsa de soja blanca)

Shiro Shoyu es original de la prefectura de Aichi. Este tipo de salsa de soja tiene una tonalidad bastante clara. Shiro Shoyu posee un sabor muy sutil lo cual la convierte en un producto ideal para cocinar sopas claras, tamagoyaki y takikomi gohan

Tamari shoyu 

Tamari shoyu es una salsa con una textura muy espesa, con un sabor bastante intenso y un aroma deleitoso. Esta salsa de soja es ideal para personas celíacas, ya que se elabora con grano de soja en lugar de utilizar trigo. Se utiliza tanto para cocinar como condimento. Dicha salsa se confecciona en la región de Chubu, Japón.

Saishi Shikomi shoyu (Salsa de soja de fermentación especial)

Oscura, espesa y apetitosa, así es la salsa de soja Saishi Shikomi Shoyu. Esta salsa es especialidad de la prefectura de Yamaguchi, Japón. Se utiliza para condimentar piezas de sushi y sashimi

 

En definitiva, la salsa de soja es es un gran aliado para la cocina japonesa, pero también podemos hacerle un hueco en nuestra cocina. Es un condimento con un sabor impresionante al que podemos dar múltiples usos a la hora de elaborar nuestros platos. 

Sushi en Sanlucar

Si deseas degustar la salsa de soja con el mejor sushi de Sanlúcar, tenemos dos opciones para ti.

Por un lado, puedes probar toda nuestra carta en el restaurante El Espejo en el servicio de almuerzo de jueves a domingos. A continuación te dejamos un enlace para que hagas tu reserva y no quedes sin mesa.

Por otro lado, si prefieres disfrutar de un buen sushi desde el sofá de tu casa, con Argüeso Take Away es posible. 

Puedes realizar tu pedido de forma online de jueves a domingos a través de la web restaurante El Espejo y recogerlo recién hecho en dicho restaurante.

Del mar a la mesa, ese es nuestro secreto para que nuestro sushi este tan sabroso. Por ello, te aconsejamos que hagas tu pedido con antelación para que no te quedes sin él, ya que todos nuestros productos son frescos y de alta calidad y su disponibilidad estará sujeta hasta fin de existencias durante el servicio. 

Los bocaditos más especiales de restaurante Argüeso, cumplen 5 años.

El crujiente de arroz con tartar de ventresca y salsa picantona, se ha convertido en uno de los platos preferidos de los clientes en restaurante Argüeso y con motivo, ya que con este bocadito experimentarás toda una explosión de sabores en tu paladar.

La creatividad en restaurante Argüeso no tiene límites y gracias a esa curiosidad por innovar de nuestro chef José Manuel, salió a la luz el maravilloso crujiente de arroz, ¿quieres conocer su historia?

Crujiente de arroz con tartar de ventresca y salsa picantona

La creación de este plato, el crujiente de arroz, se remonta allá por el año 2015, y fue de las primeras creaciones con la marca restaurante Argüeso.

Todos los comienzos son difíciles y en Argüeso no iba a ser menos. La diferencia entre un restaurante cualquiera y un restaurante profesional, está en la adaptación a las diferentes situaciones y en esto, restaurante Argüeso, se puede considerar todo un experto.

De manera que, en los inicios, cuando el negocio estaba arrancando, nuestro chef José Manuel Ávila confirma que le resultaba algo complicado conocer la cantidad idónea de arroz de sushi para su posterior uso en su restaurante, de forma que solía sobrar grandes cantidades.

Sin embargo, la experiencia y el ímpetu por progresar e innovar en su sector, le empujó a fabricar distintos platos con ese arroz sobrante, con el objetivo de poder darle salida y sorprender a su clientela con un plato totalmente innovador y único en la zona: el crujiente de arroz con tartar de ventresca y salsa picantona.

Esta nueva creatividad no fue resultado de la casualidad, ya que José Manuel Ávila nos cuenta cómo practicaba en su laboratorio culinario distintas recetas, combinando diferentes ingredientes y probando distintos tratamientos del producto hasta dar con la clave y conseguir esa textura, que dio como resultado lo que hoy en día conocemos como los bocaditos o crujiente de arroz de restaurante Argüeso.

Todo en su conjunto en este maravilloso plato, es único y especial, ya que la ventresca se desmiga con la finalidad de darle un toque peculiar a esta innovación y, además, como punto de diferenciación, José Manuel crea una salsa picantona mediante huevas de pescado y picante, similar a la salsa mayonesa, pero de manera más singular.

Un plato que nace del reciclaje de la cocina, tan importante en la hostelería para el aprovechamiento de la materia prima, y que se ha convertido en toda una novedad y un disfrute en restaurante Argüeso.

Elaboración del crujiente de arroz de restaurante Argüeso

Nada en esta vida es regalado y uno de los platos estrella de restaurante Argüeso no salió de la noche a la mañana. Nuestro chef comenta que tuvo que practicar intensamente hasta poder alcanzar el resultado esperado, ya que su creación no resultó ser un camino fácil.

José Manuel nos comenta que tuvo que experimentar durante bastante tiempo, ya que, para darle ese toque crujiente a este bocadito, hay que tener en cuenta una temperatura exacta del aceite en un tiempo determinado, ya que, si la temperatura no es la adecuada, puede llegar a deshacerse y partirse; si te pasas de tiempo se carameliza, y si la te quedas corto se queda blando y desagradable en boca.

Para que nos entendamos, el resultado tiene que ser como una croqueta, crujiente por fuera y sabroso por dentro, y con la salsa picantona y el tartar de ventresca, que le dará un toque maravilloso.

 

Alta calidad en cada plato, innovación y buen gusto; característica que nos identifica como uno de los mejores restaurantes de sushi y atún rojo en Sanlúcar. Entra en la web www.restauranteargueso.com y echa un vistazo a la carta, te esperamos en calle Mar número 2.